RIESGOS RELATIVOS A LA MANIPULACIÓN

MANUAL DE CARGAS

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades para establecer una adecuada protección de los trabajadores respecto los riesgos de la actividad laboral. Asimismo establece en su art. 6 que se fijarán y concretarán reglamentariamente estas medidas de protección.

            La manipulación manual de cargas es uno de los aspectos de la actividad laboral que debe ser objeto de esta regulación y para ello, el R/D 487/1997 de 14 de abril establece las disposiciones mínimas de seguridad en esta materia. En dicho R/D se determinan, de forma genérica, las obligaciones generales y específicas del empresario, el modo de consulta y participación de los trabajadores y la vigilancia de la salud de los trabajadores expuestos, encomendando al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la elaboración de una Guía Técnica para la evaluación y prevención de riesgos relativos a estos trabajos. Debido a que, recientemente, se ha publicado esta Guía, pasamos a comentar sus aspectos más relevantes.

            La manipulación manual de cargas es una tarea muy frecuente en muchos sectores de actividad, tanto en cualquier tipo de industria como en el sector de servicios. Esta manipulación de cargas es responsable, en muchos casos, de la aparición de fatiga física de los trabajadores, o bien, de lesiones que se pueden producir de forma inmediata, o por la acumulación de pequeños traumatismos. Las lesiones más frecuentes se producen en los miembros superiores y la espalda, en especial, a nivel dorsolumbar. Las lesiones dorsolumbares pueden ser desde una lumbalgia, hasta alteraciones discales o incluso fracturas vertebrales por sobreesfuerzo.

Frecuencia de estas lesiones

            La OIT afirma que la manipulación manual es una de las causas más frecuente de accidentes laborales con un 20-25 % del total de los producidos.

            En EEUU, un estudio realizado por el National Safety Council, pone de manifiesto que la mayor causa de lesiones laborales (31%), fueron los sobreesfuerzos. La espalda fue la parte del cuerpo más frecuentemente lesionada (22% de 1.7 millones de lesiones).

            En España, la mayor causa de accidentes de trabajo en el período 1994-95 fue debida a los sobreesfuerzos, y un 21.1% de los accidentes de trabajo con baja fueron causados también por sobreesfuerzos. En cuanto a la naturaleza de la lesión, el 8.9% de los accidentes fueron lumbalgias.

Definiciones

            Una carga es cualquier objeto susceptible de ser movido. Incluye esto tanto la manipulación de personas (como los pacientes de un hospital), animales u objetos. Se consideran también cargas los materiales que se manipulen, por ejemplo, por medio de una grúa u otro medio mecánico, pero que requieran aún del esfuerzo humano para moverlos o colocarlos en su posición definitiva.

            En la manipulación manual de cargas interviene el esfuerzo humano, tanto de forma directa (subir, bajar, colocar,...) como indirecta (arrastrar, tirar de ella, empujar o levantar con una palanca,...). También es manipulación manual transportar o mantener la carga alzada, incluyendo la sujeción con las manos o con otras partes del cuerpo como la espalda, y lanzar la carga de una persona a otra. No tiene esta consideración la aplicación de fuerzas, como el movimiento de una palanca de mandos o una manivela.

            Según la norma ISO 10228, se considera que la manipulación de toda carga que pese más de 3 Kg. puede entrañar un potencial riesgo dorsolumbar no tolerable, ya que si se manipula en unas condiciones ergonómicas desfavorables (alejada del cuerpo, con posturas inadecuadas, muy frecuentemente, en condiciones ambientales desfavorables, con suelos inestables, etc.), podría generar un riesgo. Por este motivo, en el ámbito de este Real Decreto, se deberá efectuar una evaluación de riesgos de aquellas cargas que pesen más de 3 Kg. Las cargas de más de 25 Kg. constituyen un riesgo en sí mismas, aunque no existan otras condiciones ergonómicas desfavorables.

Obligaciones del empresario

1) EVITAR LA MANIPULACIÓN DE LAS CARGAS, adoptando las medidas técnicas (automatización de procesos, empleo de equipos mecánicos) u organizativas necesarias tales como:

• Automatización y mecanización de los procesos mediante:
-          Paletización.
-          Grúas y carretillas elevadoras.
-          Sistemas transportadores.
-          Grúas y grúas pórtico.

• Equipos mecánicos controlados de forma manual como:
-          Carretillas y carros.
-          Mesas elevadoras.
-          Carros de plataforma elevadora.
-          Cajas y estanterías rodantes.

•          Medidas organizativas. El empresario analizará las tareas de manipulación para reorganizar el diseño del trabajo de forma que las cargas se muevan en las direcciones y alturas más favorables o que se puedan beneficiar de la automatización o la mecanización y organizará las distintas fases de los procesos de forma que se sitúen cerca unos de otros de tal forma que se elimine la necesidad de transporte de cargas.

2) EVALUAR LOS RIESGOS cuando la manipulación manual no se pueda evitar. En algunas ocasiones, evitar la manipulación manual de las cargas puede resultar una tarea poco menos que imposible, por ejemplo, debido a los altos costos respecto a los beneficios preventivos o por la dificultad de implantar equipos mecánicos en determinadas tareas. En estos casos, es necesario evaluar estos riesgos que no han podido evitarse.

            La Guía Técnica recomienda un método que pretende evaluar estos riesgos desde un punto de vista ergonómico, analizando los factores relacionados con las características de la carga, el esfuerzo físico necesario, las características del medio de trabajo, las exigencias de la actividad y los factores individuales de riesgo. Mediante su aplicación se podrán identificar las tareas o situaciones donde exista un riesgo no tolerable, y, por tanto, deberán ser rediseñadas o mejoradas, o bien, requerirán una valoración más detallada realizada por un experto en ergonomía. Este método está basado en los factores de análisis que se recogen en el Anexo del R/D 487/97, en los proyectos de normas ISO y CEN sobre este tema, así como en los criterios mayoritariamente aceptados por los expertos para la prevención de los riesgos debidos a la manipulación manual de cargas.

            El método consta de dos apartados:

a) Factores de análisis. Basados en los factores de riesgo del Anexo del R/D 487/97. Se analizan un total de 30 parámetros diferentes (Tabla 1)

Peso de la carga.
Posición de la carga respecto al cuerpo.
Desplazamiento vertical de la carga.
Giros del tronco.
Agarres de la carga.
Frecuencia de la manipulación.
Transporte de la carga.
Inclinación del tronco.
Fuerzas de empuje y tracción.
Tamaño de la carga.
Superficie de la carga.
Información del peso de la carga y su centro de gravedad.
Centro de gravedad de la carga descentrado o que se pueda descentrar.
Movimientos bruscos o inesperados de las cargas.
Pausas o períodos de recuperación.
Ritmo impuesto por el proceso.
Inestabilidad de la postura.
Suelos resbaladizos o desiguales.
Espacio insuficiente.
Desniveles de los suelos.
Condiciones termohigrométricas extremas.
Ráfagas de viento fuertes.
Iluminación.
Vibraciones.
Equipos de protección individual.
Calzado.
Tareas peligrosas para personas con problemas de salud.
Tareas que requieran capacidades físicas inusuales.
Tareas peligrosas para embarazadas.
Nivel de formación e información de los trabajadores.

Tabla 1. Factores de análisis de la evaluación de riesgos.

B) Procedimiento para la evaluación. Tiene como finalidad analizar el puesto de trabajo para evaluar la existencia de riesgo debido a la manipulación manual y consta de las siguientes fases:

•          APLICACIÓN DEL DIAGRAMA DE DECISIONES.

•          RECOGIDA DE DATOS. En esta fase se recogen los datos y características concretas procedentes de los factores de riesgo analizados divididos en tres apartados:

            -          Datos de la manipulación.
            -          Datos ergonómicos.
            -          Datos individuales.

•          CÁLCULO DEL PESO ACEPTABLE. Es un límite de referencia teórico, de forma que si el peso real de las cargas transportadas es mayor, nos encontraremos ante una situación de riesgo.

•          EVALUACIÓN DEL RIESGO. Llegaremos a dos posibles situaciones, RIESGO TOLERABLE o RIESGO NO TOLERABLE. En el último caso se deberá proseguir con la cuarta fase.

•          MEDIDAS CORRECTORAS. Actuación sobre los elementos más desfavorables para reducir el riesgo a límites tolerables mediante utilización de ayudas mecánicas, reducción o rediseño de la carga, actuación sobre la organización del trabajo o mejora del entorno de trabajo.

Formación e información de los trabajadores.

            Los riesgos de lesiones debidos a la manipulación manual de cargas aumentan cuando los trabajadores no tienen la formación e información adecuada para realizar estas actividades de forma segura. El empresario debe proporcionar la formación e información suficientes por medio de programas de entrenamiento que incluyan:

•          Uso correcto de ayudas mecánicas.
•          Información y formación de los factores presentes en la manipulación y de la forma de prevenir los riesgos.
•          Uso correcto del equipo de protección individual en el caso de que sea necesario.
•          Entrenamiento en técnicas seguras para la manipulación de cargas.
•          Información sobre el peso de la carga y situación del centro de gravedad.

Vigilancia de la Salud

            El empresario garantizará a los trabajadores una vigilancia adecuada de su salud por los riesgos derivados de la manipulación manual de cargas. Para ello la Guía Técnica recomienda un protocolo de reconocimiento médico que consta de seis apartados y en los que se registran los aspectos de exposición laboral al riesgo y los antecedentes de salud que puedan interferir con los factores laborales.

•          Exposición laboral. Se valora tanto la estática como la dinámica postural de la actividad laboral y se registra el tiempo de exposición y las medidas que pueden minimizar el riesgo.
•          Antecedentes de exposición. Actividades laborales anteriores o extralaborales actuales que puedan tener interés respecto a patología del raquis dorsolumbar.
•          Antecedentes de interés. Antecedentes de salud que nos permitan valorar situaciones de mayor vulnerabilidad al riesgo.
•          Historia actual. Fundamentalmente anamnesis del DOLOR como síntoma vértice de este tipo de patología y su relación con la actividad laboral.
•          Exploración del eje. Exploración detallada del raquis dorsolumbar que contemple el examen de las simetrías, exploración de las desviaciones en el eje occipito sacro y sagital (test de Adams), movilidad raquis cervical y columna dorsolumbar. En todos los movimientos explorados no debe existir dolor, ni la curva que dibuja el raquis en cada posición final de movimiento debe presentar puntos de inflexión brusca. La movilidad lumbar puede explorarse con el test de Schöber (se marca la espinosa de L5 y un punto 10 cm. por encima de ella; a la máxima anteroflexión la distancia aumenta debiendo ser mayor de 13 cm.). Se deben explorar los reflejos tendinosos patelar, aquíleo, bicipital y tricipital. Dado que los individuos no presentan, a priori, patología aguda de columna, no es necesario realizar maniobras de afectación radicular (Lassègue o Bragard).
•          Valoración. El protocolo comprende dos tipos de valoración:
            -          Valoración personal haciendo constar las anormalidades detectadas.
            -          Valoración epidemiológica mediante una catalogación de los casos por grupos homogéneos sintomáticos.

 

Juan Precioso Juan

Fernando Serrano Yuste

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Ley 31/1995 de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.
  2. Reglamento de los Servicios de Prevención. (Real Decreto 39/1997 de 17 de enero).
  3. Disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulacion manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores (Real Decreto 487/1997 de 14 de abril).
  4. Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la manipulación manual de cargas (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo)
  5. IBV (Instituto de Biomecánica de Valencia 1997). Evaluación de riesgos asociados a carga física.
  6. CISS Gestión. Manual para la Prevención de Riesgos Laborales. 1995
  7. Norma ISO: ISO/CD 10228: Ergonomics - Manual handling part 1. Lifting and carrying.