LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD EN LA

LEGISLACIÓN LABORAL ACTUAL

Se puede apreciar con frecuencia, en la atención médica a mujeres trabajadoras gestantes, el no seguimiento por parte de los empresarios de las indicaciones efectuadas por la legislación vigente respecto a este colectivo laboral.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), establece de manera específica, las medidas particulares en relación con categorías específicas de trabajadores, como son los jóvenes, las trabajadoras embarazadas o que acaban de dar a luz. Estos dos últimos puntos, se desarrollan en el Artículo 26 de la citada LPRL, Protección de la maternidad, del Capítulo III, Derechos y Obligaciones:

1. La evaluación de los riesgos a que se refiere el artículo 16 de la LPRL ("Evaluación de los riesgos") deberá comprender la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente, a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico. Si los resultados de la evaluación revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de una adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada. Dichas medidas incluirán, cuando resulte necesario, la no realización de trabajo nocturno o de trabajos a turnos.

2. Cuando la adaptación de las condiciones de o del tiempo de trabajo no resultase posible o, a pesar de tal adaptación, las condiciones de un puesto de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la trabajadora embarazada o del feto, y así lo certifique el médico que en el régimen de la Seguridad Social aplicable asista facultativamente a la trabajadora, ésta deberá desempeñar un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado. El empresario deberá determinar, previa consulta con los representantes de los trabajadores, la relación de los puestos de trabajo exentos de riesgos a estos efectos.

El cambio de puesto o función se llevará a cabo de conformidad con las reglas y criterios que se apliquen en los supuestos de movilidad funcional y tendrá efectos hasta el momento en que el estado de salud de la trabajadora permita su reincorporación al anterior puesto.

En el supuesto de que, aun aplicando las reglas señaladas en el párrafo anterior, no  existiese puesto de trabajo o función  compatible,  la  trabajadora  podrá ser destinada a un puesto no  correspondiente a su grupo o a categoría equivalente, si bien conservará el derecho al conjunto de retribuciones de su puesto de origen.

3. Lo dispuesto en los anteriores números de este artículo será también de aplicación durante el período de lactancia, si las condiciones de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la mujer o del hijo y así lo certificase el médico que, en el régimen de la Seguridad Social aplicable, asista facultativamente a la trabajadora.

4. Las trabajadoras embarazadas tendrán derecho a ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, previo aviso al empresario y justificación de la necesidad de su realización dentro de la jornada de trabajo.

De entrada se cita el art.16 de la LPRL, en el que se aprecia la enorme importancia de la evaluación de los riesgos del trabajo. Se deben detectar los posibles riesgos, en este caso, para trabajadoras embarazadas o que hayan dado a luz recientemente, estando el empresario obligado a tomar las medidas de prevención necesarias para la protección de la maternidad.

Estas medidas se desarrollan en el art.26 de la LPRL: adaptar las condiciones del puesto de trabajo o del tiempo de trabajo, el cambio de trabajo o de función, incluso, si las medidas adoptadas fueran insuficientes, la extensión de la protección de la maternidad al período de lactancia (previa certificación médica) y el derecho de permiso retribuido para exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto (previo aviso al empresario y justificando el no poder realizarlos fuera del horario de trabajo).

El empresario puede consultar con los representantes laborales los puestos de trabajo exentos de riesgo, pero no es una consulta vinculante, aunque deberá en caso de desacuerdo, justificar su decisión, sobre todo con información médica.

Los cambios de puesto de trabajo o de función se rigen por los criterios del art. 39, "Movilidad funcional", del Estatuto de los Trabajadores (Capítulo III, Sección Primera). Si fuese necesario el cambio a otra categoría conservará la retribución que corresponda a su puesto laboral de origen.

Otro punto a comentar es qué se entiende como médico de la Seguridad Social, al médico de cabecera, al ginecólogo o, al médico de empresa, con facultades delegadas de asistencia sanitaria.

Sobre el derecho a la ausencia del centro de trabajo sin perder la remuneración, se cita también  en el art. 37 del Estatuto de los Trabajadores, "Descanso semanal, fiestas y permisos", en el punto 3, f) (que añade la LPRL), y en el punto 4 (donde menciona el permiso por lactancia de un hijo menor de 9 meses).

La LPRL considera en su art. 48-1, infracción  muy grave, el "no observar las normas específicas en materia de protección de la seguridad y la salud de las trabajadoras durante los períodos de embarazo y lactancia", sancionado desde 5.000.001 a 100.000.000 (según grado, por el art. 49, "Sanciones", de la LPRL).

Citar el art. 48, "Suspensión con reserva de puesto de trabajo", del Estatuto de los Trabajadores, donde en su punto 4, detalla la suspensión en el supuesto de parto o de adopción, relacionando incluso los derechos del padre al respecto.

Los artículos citados del Estatuto de los Trabajadores (R.D. Legislativo 1/1995), tienen naturaleza de seguridad e higiene en el trabajo.   

Además de en la LPRL y en el Estatuto de los Trabajadores, otras citaciones sobre la maternidad se pueden encontrar en:

• R.D. 39/1997, de 17 de enero, por el que seaprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención: Capítulo VI, art. 37, "Funciones de nivel superior", punto 3, párrafo g): El personal sanitario del servicio de prevención estudiará y valorará , especialmente, los riesgos que puedan afectar a las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente..., y propondrá las medidas preventivas adecuadas.

• R.D. 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, Anexo V, "Servicios higiénicos y locales de descanso", A),3, Locales de descanso, 4ª: Las trabajadoras embarazadas y madres lactantes deberán tener la posibilidad de descansar tumbadas en condiciones adecuadas.

• R.D. 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción, Anexo IV, "Disposiciones mínimas de seguridad y salud que deberán aplicarse en las obras", Parte A, Disposiciones mínimas relativas a los lugares de trabajo en las obras,17: Mujeres embarazadas y madres lactantes: las mujeres embarazadas y las madres lactantes deberán tener la posibilidad de descansar tumbadas en condiciones adecuadas. (Detalla lo citado en el R.D. anterior, para las obras de construcción).

• Directiva 92/85/CEE del Consejo, de 19 de octubre de 1992, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia (décima Directiva específica con arreglo al apartado 1 del artículo 16 de la Directiva 89/391/CEE: relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo).

Indicar por último que con el principio constitucional de igualdad y de no discriminación por razón de sexo (citado en el art. 4.2.c del Estatuto de los Trabajadores) se han eliminado normas protectoras del trabajo de la mujer, existentes anteriormente, derogándose por ej. (incluídos en la LPRL, Disposición Derogatoria, Única, Alcance de la derogación) textos como los de los artículos 10, 4 (impedir que mujeres y menores se ocupen de trabajos prohibidos a los mismos,...) y art. 140, 3, a) (radiaciones peligrosas) de la Orden de 9 de marzo de 1971, por la que se aprueba la Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

BIBLIOGRAFÍA:

- Fernández Marcos L. Prevención de Riesgos Laborales. Legislación básica. Vigencias y concordancias. 1ª ed. Madrid: ACARL; 1998.
- Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (B.O.E. de 10 de noviembre).
- Sánchez Cervera A. Texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. 3ª ed. Madrid: Ed. Biblioteca Nueva; 1998.
- Boix P, Gadea R, López Jacob MJ, Uberti Bona V. Guía del delegado y delegada de prevención. Secretaría Confederal de Medio Ambiente y salud Laboral de CC.OO. 1996.

SERGIO GARCÍA VICENTE
CARLOS ALMENDRO PADILLA.